Comparamos el Samsung Galaxy Watch y el Huawei Watch GT, dos de los mejores smartwatches

10/02/2024

Comparamos el Samsung Galaxy Watch y el Huawei Watch GT

No estaríamos exagerando si decimos que los smartwatches están a solo unos pocos pasos de ser los siguientes smartphones. Empezaron como una versión mejorada de un aparato de todos los días, los celulares, y terminaron volviéndose algo imprescindible en la vida de la mayoría de las personas.

Como habrán notado, con los relojes inteligentes está pasando algo muy parecido. Hace tan solo un par de años eran una rareza y, sin embargo, hoy su popularidad está creciendo a pasos agigantados.

Basándose en esto, en esta oportunidad decidimos presentarles dos de los mejores modelos de smartwatch disponibles en el mercado: el Smartwatch Huawei vs. Samsung.

Además de hilar fino sobre estos dos equipos, también trataremos de explicar de forma general qué es lo que hace bueno a un reloj inteligente. Partiendo de dos ejemplos puntuales, creemos que llevarlos a un plano más general será bastante más sencillo.

Índice de contenido
  1. ¿Conviene elegir los dispositivos electrónicos tomando en cuenta la marca?
  2. La pantalla
  3. El tamaño
  4. Los distintos sensores
  5. La batería
  6. Conclusiones

¿Conviene elegir los dispositivos electrónicos tomando en cuenta la marca?

Muchas personas compran dispositivos electrónicos tomando en cuenta únicamente la marca del fabricante como indicador de buena calidad. Esto es un grave error, debido a que deja fuera de consideración dispositivos de excelente calidad por un precio mucho más bajo que no son de primeras marcas.

Cómo elegir un smartwatch

Por lo tanto, tomar el prestigio de una marca como sinónimo de calidad es un grave sesgo, ya que impide comparar las características objetivas de distintos dispositivos. Si bien los fabricantes con más prestigio suelen ser generalmente una garantía de óptima calidad, gran parte de su prestigio se debe también al éxito de sus estrategias de marketing.

Muchas nuevas marcas que quieren empezar a competir en el mercado ofrecen, por su parte, dispositivos de excelente calidad, pero, al no contar con el prestigio preestablecido de las empresas más grandes, no pueden competir de igual a igual, lo que los aleja de los consumidores, de cierta manera.

La pantalla

Sin lugar a dudas, la pantalla se mantiene como la parte más relevante para el usuario promedio. Si bien para algunos usuarios especializados (como los deportistas) este título se lo llevan los sensores, en el uso diario la pantalla se vuelve crucial.

En cuanto a nuestros modelos, la pantalla del Huawei Watch GT tiene un tamaño de 1,39 pulgadas y una resolución de 454 x 454 píxeles. Por su parte, la pantalla del Samsung Galaxy Watch tiene un tamaño de 1,30 pulgadas y una resolución de 360 x 360 píxeles.

Si hablamos exclusivamente en la resolución, la pantalla del Huawei Watch GT es un tanto superior. Sin embargo, la pantalla del Samsung Galaxy Watch tiene una relación de aspecto más cuadrada, generando una visión un poco más cómoda.

Los píxeles aparecen como una buena medida de la calidad de una pantalla, pero estos tienen que siempre medirse teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla. Esto nos da la densidad de píxeles, y en muchos casos este valor nos va a dar más información sobre la calidad de la imagen que solo el número bruto de píxeles.

En cuanto al tipo de pantalla, el Huawei Watch GT cuenta con una pantalla AMOLED, mientras que el Samsung Galaxy Watch cuenta con una pantalla Super AMOLED. Esto, como podrían imaginar, le da una ventaja al Galaxy Watch, pero al ser de la misma familia de pantallas, la diferencia no es tan grande.

Las pantallas AMOLED son una de las mejores tecnologías de pantalla disponibles, apareciendo como el siguiente paso en calidad después de las LED. Estas últimas, a su vez, fueron las que lograron superar a las LSD. De una u otra forma, todavía podemos ver a las tres en distintos modelos de relojes inteligentes.

El tamaño

El tamaño del dispositivo también juega un papel significativo. Mientras que las pantallas más grandes ofrecen una mejor legibilidad, también pueden resultar en dispositivos más pesados y costosos, con un mayor consumo de batería.

En contraste, los modelos más pequeños pueden presentar desafíos de visibilidad y limitaciones en la cantidad de sensores incorporados. La elección del tamaño debe basarse en preferencias personales y necesidades específicas.

Los distintos sensores

Como ya mencionamos, para algunos usuarios los sensores van a ser una parte más destacada que la pantalla, por lo que estos cobran un rol clave en cualquier comparativa de características.

Sensores smartwatch

Los sensores de un reloj inteligente son los encargados de juntar información sobre el usuario y el entorno, además de darle en algunos casos formas útiles de interactuar con otros dispositivos.

Ambos relojes cuentan con una serie de sensores especializados, dándoles la posibilidad de monitorear nuestro desempeño físico, nuestros trayectos e incluso nuestro sueño.

Del lado del Huawei Watch GT, aquí vamos a encontrar un acelerómetro, giroscopio, sensor de luz ambiental, sensor de ritmo cardíaco óptico, sensor de oxígeno en sangre y barómetro.

Por su parte, además de todos los ya mencionados,  el Galaxy Watch dispone de sensor de electrocardiograma, sensor de SpO2, brújula, altímetro, sensor de luz infrarroja. Esto hace que no sea muy difícil darse cuenta que el modelo de Samsung logra mostrarse superior en tanto a sus sensores.

La batería

Por último tenemos la batería. A pesar de ser muchas veces pasada por alto, la batería de un smartwatch aparece como una de las partes primordiales. Esto va a determinar en buena parte la comodidad del dispositivo, puesto que una batería potente hace que recargar no sea un problema.

El Huawei Watch GT tiene una duración de batería de hasta 14 días con una sola carga. Por su parte, con el Samsung Galaxy Watch podemos esperar hasta 4 días de uso hasta tener que volver a cargarlo.

Sin dudas aquí gana por mucho el Watch GT, pero sin embargo, esto viene de la mano a que el equipo tiene menos sensores, lo que hace que gaste menos energía. De todas maneras, sin duda esto va a influir en la decisión final.

En el caso de que uno no tenga presupuesto suficiente para un modelo nuevo, les recomendamos comprarlo usado. Sin embargo, aquí revisar el estado de la batería aparece como algo crucial para evitar que nuestro equipo falle en el corto plazo.

Conclusiones

Como podemos ver, salvo en este último aspecto, el Samsung Galaxy Watch se mantiene como el ganador en dos de los tres criterios que pusimos hoy. De todas maneras, es clave destacar que en uno de estos, la distancia entre ambos relojes inteligentes era bastante poca.

En los otros dos campos, cada equipo tiene una victoria bastante contundente por sobre el otro, pero por desgracia, Samsung logra destacarse en lo que para la mayoría de los usuarios va a ser más importante: los sensores.

Esto ha sido todo por hoy. Queremos creer que nuestra explicación fue a la vez sencilla e informativa. La tecnología y los productos inteligentes pueden ser complicados si no nos damos mucha maña con esto, por lo que aquí intentamos ser lo más amenos posible.

Si llegaron hasta el final, estamos seguros de que están listos para enfrentarse a las distintas opciones y hacer una compra inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir